Product Description

Un tratamiento de drenaje es algo que debe valorar un especialista, una vez haya sopesado los pros y los contras con el propio paciente. Además, en caso de padecer alguna patología grave, será finalmente el médico especialista el encargado de determinar si esa persona es apta o no para someterse a este tipo de terapia.

Dependiendo del objetivo final de la terapia y del grado de incidencia de la problemática del paciente, el tratamiento de drenaje linfático deberá ser más intenso y duradero. En este sentido, lo ideal es, como mínimo, someterse a doce sesiones, aunque el número puede aumentar para pacientes que lo necesiten; en muchos casos, será a partir de la sexta sesión cuando se empiecen a ver los resultados.